logo



En la madrugada del 04 de noviembre 2015, mi hija Alba Bettina Carballo Salcedo, se despierta con un fuerte y repentino dolor abdominal, lo cual origino que fuera internada en una clínica cercana a su hogar, que transcurridas las horas no podían calmar el fuerte dolor y menos diagnosticar el motivo del mismo. Al mismo tiempo se hacen arreglos necesarios para su traslado al HOSPITAL VELMAR, por contar con un seguro de Gastos Médicos con la Aseguradora La Latino S.A. Inmediatamente mi hija ingreso al área de Urgencias para ser atendida, lo que origino que se le diagnosticara una fuerte PANCREATITIS y así, iniciara un doloroso, lento y grave estado de salud.

Fueron veintinueve días de un suplicio inimaginable, de esos días, la gran mayoría fueron en el área de Terapia Intensiva, para lo cual observamos y sentimos la gran calidad de servicios que cuenta todo el Hospital, apoyados por los servicios de Laboratorio y Radiología, y más aún, a la excelente atención del Cuerpo Médico, de Enfermería y de Servicios Generales, lograron que mi Hija superara con Éxito esta terrible enfermedad.

Quiero expresar que la gran calidad Humana, Profesional y de Atención oportuna e inmediata de los Médicos Antonio Cañizares, Alger Aquino y Martin Palacios, apoyados siempre por un eficiente cuerpo de Enfermería, que gracias a su dedicación y empeño, lograron en base a un buen plan médico y de trabajo en equipo, que mi hija recuperara en tiempo record su salud.

Es muy satisfactorio poder expresar que en los momentos difíciles y críticos de una enfermedad, el poder tener una Institución Medica de excelente calidad, da una garantía de seguridad y confianza a los familiares de todo paciente.

A nombre de mi Hija Alba Bettina Carballo Salcedo, de su Esposo y de toda mi Familia expreso el Agradecimiento a TODOS y a todo el HOSPITAL VELMAR.

! MUCHAS GRACIAS ¡



Mi nombre es Yuviha Zulema Moneda López, hace unos meses fui diagnosticada con LUMBOSIATICA POST-TRAUMÁTICA, acudí a Hospital Velmar, por contar con una póliza de seguros de gastos médicos mayores, el personal del área de admisión se encargo de realizar el tramite ante la aseguradora, el cual fue ágil y oportuno.

En mi segundo internamiento y por decisión de la aseguradora tuve que ser trasladada a otro hospital de la localidad, en el cual a mi ingreso la primera impresión que tuve fue de miedo, durante mi estancia no se realizaba en mi habitación la limpieza como se realizaba en Hospital Velmar, en los 20 días de estancia, solo se cambio la colcha de encima, pero no el cambio de sabanas, las enfermeras no se colocaban guantes al momento de cambiar sueros o darme medicamentos, por esta razón adquirí una infección que agravo mi estado de salud, provocándome insuficiencia suprarrenal y desencadenando diabetes, lo cual me deprimió y por vergüenza no comente a mi medico que me sentía mal. Pedí a mi aseguradora regresar al Hospital Velmar, porque ya no quería estar allá, aquí todos los enfermeros están muy bien, a cada rato vienen, tienen todas las medidas higiénicas y te tratan amablemente, el personal es profesional y confiable, me siento muy a gusto. Puedo recomendar ampliamente el Hospital Velmar.